Entrada de una enfermedad exótica en un país libre

Informe de Acontece.

Las enfermedades con las cuales no estamos familiarizados tienen el potencial de establecerse en nuestro país y de constituirse en las más devastadoras, debido especialmente a la completa susceptibilidad de los hospederos y a la falta de metodología adecuadas para su detección, diagnóstico, control y erradicación.
Esto puede producir los mas variados efectos internos sobre la industria porcícola y actividades relacionadas, como pérdidas económicas por mortalidad elevada, baja producción, pérdida del valor de los productos, acceso reducido a los mercados, costos extras de producción, costos de campañas de control y erradicación.

En el aspecto productivo, el ingreso de una enfermedad exótica en nuestro país puede traer aparejado una deficiencia reproductiva, baja capacidad de transformación alimenticia, cronicidad en la presentación, crecimiento lento, etc. Estas enfermedades, de más difícil diagnóstico por la ausencia de espectacularidad en los signos, son a menudo subestimadas, confundiéndose con otras entidades, ocasionando pérdidas directas e indirectas al porcicultor.

Luego de la entrada de una nueva enfermedad a un país, ésta se hace rápidamente endémica, constituyendo uno de los problemas más serios para la industria pecuaria de muchos países en desarrollo.

La importancia de la forma de entrada de una enfermedad está dada, además, por el origen del material, su frecuencia de importación y su volumen.

Dentro de las formas de entrada de una enfermedad exótica en un país libre, se consideran las siguientes:

- La del animal vivo que no presenta signos clínicos de la enfermedad. Es sabido que quizás el factor de riesgo más importante en la transmisión de enfermedades exóticas en los animales es la movilización internacional legal o ilegal de ellos. Un caso muy conocido de esto es el de la gastroenteritis transmisible.

- La de la inseminación artificial

- Los productos y subproductos de animales enfermos.

- Los alimentos contaminados y biológicos mal procesados.

En Argentina se consideran exóticas una serie de enfermedades presentes en otros países que creemos de suma importancia para la producción porcina. Se ha realizado en nuestro país un muestreo para Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino (PRRS) y Gastroenteritis Transmisible (TGE) para los animales menores de 1 año y para un estudio serológico sobre Peste Porcina Africana en animales adultos, cuyas muestras se procesaron en el Laboratorio Central de Sanidad Animal de SENASA. Los sangrados se han realizado en una muestra estadísticamente representativa de establecimientos productivos, por profesionales de reconocida trayectoria en el sector y durante los meses de mayo y junio del año en curso. El motivo de este estudio es que, en la Comisión Nacional de Enfermedades de los Porcinos, se decidió realizar un estudio de la existencia o no de actividad viral para esas enfermedades. Estos estudios han dado resultados negativos en todos los casos, aunque no hemos podido adquirir los resultados oficiales, que las autoridades de SENASA deberían hacer público. Estos trabajos ¿serán? utilizados para solicitar el reconocimiento de País Libre de esas enfermedades ante la OIE.

* En el momento en que se prohibió el ingreso de carne de cerdo norteamericana a Venezuela, este país estaba libre de este virus; la negativa al ingreso de carne de cerdo norteamericana a Venezuela es que, en EE.UU., el PRRS es endémico, siendo denunciados y de público conocimiento una serie de brotes de esta enfermedad en los últimos años. Durante los meses de julio del 96 y enero del 97 se han manifestado aproximadamente 35 casos de tormentas de aborto severas en hatos reproductivos. Estos casos se han observado principalmente en sudeste Iowa, Minnesota, Illinois, Carolina del Norte, Colorado y Missouri.

* La presencia del virus del PRRS en carne del cerdo se evaluó en muestras coleccionadas de los cerdos experimentalmente infectados y de los cadáveres de cerdos infectados en un matadero. En un estudio experimental (Vet. Rec. 137:559-561, 1995), se inocularon cerdos de aproximadamente seis meses de edad con dos aislamiento de PRRS y entre siete y catorce días después se colectaron muestras de tejido de estos animales. A los siete días, el virus de PRRS se aisló de pulmones, amígdalas, nódulos linfáticos y tejido muscular. Los resultados de infecciones experimentales indicaron que el virus de PRRS puede recuperarse de tejido muscular. En un artículo (S. A. Dee, T. W. Molitor. 1998. The Veterinary Record. Vol. 143. Núm. 17), se destaca que el virus del PRRS causa infecciones persistentes (157 días post-infección) y que hasta la fecha, todos los intentos para erradicar la enfermedad han dado resultados decepcionantes.

* El gobierno argentino acordó la apertura de su mercado a las importaciones de carne de porcino desde USA el pasado 20 de octubre. Durante años, Argentina mantuvo bloqueadas las importaciones argumentando la posible difusión de PRRS a las explotaciones argentinas a partir de la carne importada. Sin embargo, la "Animal and Plant Health Inspection Service (APHIS)" del USDA presentó un informe a Argentina que mostraba que el riesgo de transmisión a animales vivos a partir de la carne importada es mínimo y, después de un año de negociación, Argentina accedió a las importaciones (http://www.nppc.org/NEWS/argentina.html).

* Comercio de Canadá con Chile: Según el nuevo acuerdo comercial al que han llegado ambos países, Chile aceptará carne de porcino de cualquier planta bajo inspección federal de Canadá. Previamente, Chile sólo aceptaba productos de plantas inspeccionadas por el gobierno chileno. Según el acuerdo, Canadá puede vender a Chile 4.000 toneladas anuales de carne de porcino libres de impuestos (Pig Progress. 1998. Vol. 14. Núm. 10).

* CARNE PORCINA (Fuente SAGPyA): en el sector de porcinos se ha dado una situación, cuando menos paradójica. Hasta el año pasado las importaciones provenían esencialmente de Brasil. Vista la devaluación del real, cabría suponer que la posición hegemónica de los exportadores porcinos brasileños se habría consolidado. Sin embargo, este año se ha comenzado a comprobar un importante crecimiento de importaciones provenientes fundamentalmente de Canadá y Dinamarca. El factor proximidad supondría otra barrera a la entrada de nuevos oferentes, pero en este caso su efecto no se alcanza a apreciar plenamente. También se inició un flujo de exportador desde Chile.

* Reunión de Autoridades del SENASA y el SAG - Importación de Cerdos en pie: se reunieron funcionarios de ambos Servicios para continuar con la armonización de criterios y modalidades de trabajo que posibiliten el ingreso de cerdos en pié para reproducción, desde Chile a la Argentina, sin riesgos sanitarios para nuestro país. Cabe subrayar que la Dirección de Cuarentena Animal del Servicio, de acuerdo a los estudios evaluados, aceptó el status sanitario de Chile como país libre de Peste Porcina Clásica (PPC).

* Nuestras informaciones indican que existió en nuestro vecino país de Brasil focos de Fiebre Aftosa. Por ejemplo, el 22 de enero de 1999, en Navirai, Estado de Mato Grosso do Sul, existieron 127 animales enfermos, entre bovinos, ovinos y cerdos. El número de cerdos susceptibles fue de 30, de los cuales 25 presentaron la enfermedad. El diagnóstico se confirmó en el Laboratorio de Apoyo Animal del Ministerio de Agricultura por ELISA y prueba de fijación del complemento, aislándose virus de serotipo O1. El origen de la infección fue debido a un movimiento de bovinos cuyo "origen está siendo investigado".

* Actualmente rige en Australia una prohibición a la importación de carne de cerdo proveniente de EE.UU. debido a las preocupaciones existentes por PRRS y otras enfermedades incluidas en la Lista B de enfermedades del Código Internacional de Salud Animal de la Oficina Internacional de Epizootias (OIE). Cabe aclarar que PRRS y Gastroenteritis transmisible, pertenecen a las enfermedades de la Lista B de la OIE. Bajo la política actual, Australia permite la importación de carne de cerdo de Nueva Zelanda, Canadá y Dinamarca; sin embrago, la carne de cerdo importada desde estos dos últimos debe cocinarse, debido a las preocupaciones de este país asociadas con la presencia potencial de PRRS en las carnes, enfermedad exótica en Australia (y Nueva Zelanda), pero presente en Canadá y Dinamarca. EE.UU., México, países miembros de la CEE y Africa Sur, pueden importar solo carne del cerdo en conserva, debido a la presencia de PRRS en estos países.

* La USDA dice que "... el riesgo de la transmisión de PRRS a través de carne es despreciable ... ".

* La peste porcina africana, se considera exótica en nuestro país, así como no se encontró actividad viral de la gastroenteritis transmisible por serología

* En el año 1998 se implementó el control del total de la importación de Porcinos para Síndrome Respiratorio Reproductivo Porcino (PRRS) Gastroenteritis Transmisible (GTE) y Coronavirus Respiratorio Porcino, que al igual que la población propia de los establecimientos importadores arrojaron resultados negativos en las citadas enfermedades

* De acuerdo a las recomendaciones de la Comisión Nacional de Lucha contra las Enfermedades de los Porcinos, se implementó el diagnóstico serológico durante la cuarentena, para estas dos enfermedades en todos los porcinos reproductores importados vivos de Chile, Uruguay y Brasil; por ello se realizaron 2.207 análisis serológicos para PRRS y 1.450 análisis serológico para TGE, dando negativo en la totalidad de las muestras (546 muestras para PRRS fueron obtenidas de cerdos no importados). Todos los análisis fueron realizados en el Laboratorio Central del SENASA, utilizando el test de Elisa indirecto HERDCHECK IDEXX de USA para PRRS y el test de Elisa de competición INGEZIM CORONA DIFERENCIAL de INGENASA España, para TGE.

* Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRS): se intensificaron las acciones cuarentenarias - pruebas serológicas y aspectos operativos- sobre los reproductores porcinos a ser importados a la República Argentina desde la República de Chile, y se aplicaron iguales medidas sobre las importaciones procedentes de Brasil y Uruguay. En el transcurso del año 1998, se fortalecieron los relevamientos serológicos para PRRS, Gastroenteritis Transmisible Porcina (TGE) y coronavirus en animales importados desde los países antes mencionados. La toma de muestras se realiza en el período de cuarentena en el país de origen o en la República Argentina. En base a lo expuesto y a otros muestreos serológicos llevados a cabo en establecimientos de producción porcina, se elaboró el Informe "Argentina, País Libre de PRRS", difundido a la Oficina Internacional de Epizootias, a Servicios Veterinarios de terceros países y a las entidades y el ambiente técnico - científico en la República Argentina.

* Exigencias Sanitarias: se unificaron las exigencias sanitarias para animales en pie y productos porcinos, desde países

con igual condición sanitaria respecto a las enfermedades que afectan a la especie.

* Mecanismos Operativos: se afianzaron los mecanismos operativos que permiten asegurar el destino de los animales importados a su ingreso a la República Argentina, a través de la custodia sanitaria efectuada en los vehículos de transporte con personal del SENASA.

* Peste Porcina Clásica: se propició el dictado de las Resoluciones números 122 y 189, ambas del mes de febrero, restringiendo el ingreso de cerdos en pie, su material reproductivo y productos porcinos procedentes de países de Europa afectados por un brote de Peste Porcina Clásica, iniciado en el año 1997 en dicho territorio.

* Síndrome Reproductivo y Respiratorio Porcino (PRRS): Se intensificaron las acciones cuarentenarias - pruebas serológicas y aspectos operativos- sobre los reproductores porcinos a ser importados a la República Argentina desde la República de Chile, y se aplicaron iguales medidas sobre las importaciones procedentes de Brasil y Uruguay. En el transcurso del año 1998, se fortalecieron los relevamientos serológicos para PRRS, Gastroenteritis Transmisible Porcina (TGE) y coronavirus en animales importados desde los países antes mencionados. La toma de muestras se realiza en el período de cuarentena en el país de origen o en la República Argentina. En base a lo expuesto y a otros muestreos serológicos llevados a cabo en establecimientos de producción porcina, se elaboró el Informe "Argentina, País Libre de PRRS", difundido a la Oficina Internacional de Epizootias, a Servicios Veterinarios de terceros países y a las entidades y el ambiente técnico científico en la República Argentina.

* Se coordinó con las áreas del SENASA pertinentes, las acciones tendientes a la vigilancia epidemiológica de las enfermedades cuarentenarias en animales importados a ser aplicadas en los mismos según la normativa sanitaria de aplicación a nivel nacional, en especial para:

Enfermedad de Newcastle

Síndrome Respiratorio y Reproductivo Porcino (PRRS)

Gastroenteritis Transmisible Porcina (TGE)

Enfermedad de las Fronteras

Encefalopatías Espongiformes Transmisibles

Brucelosis

Fiebre Aftosa

Estomatitis Vesicular

Arteritis Viral Equina

Garrapatosis

Lengua azul

Fiebre Q

* Se participó en las Reuniones del Grupo de Análisis de Riesgo (GAR) existente en el ámbito de la Dirección Nacional de Sanidad Animal, entendiendo que el proceso del Análisis de Riesgo asociado a las importaciones de animales y sus productos es una herramienta insustituible en la adopción de los criterios de autorización de importaciones. Los temas tratados fueron:

- Importación de carnes porcinas frescas y termoprocesadas desde países afectados por PRRS y TGE.

- Cuestionario sobre el análisis de riesgo asociado a la importación de porcinos en pie y de su material reproductivo, para su envío a los países interesados en exportar esos materiales a la República Argentina.

Agrupación de Consultores en
Tecnologías del Cerdo
© 1999


Pergamino, Bs. As.
ARGENTINA